En nuestro centro hemos desarrollado una técnica mínimamente invasiva guiada con ecografía con la que conseguimos, en un alto porcentaje, disolver la calcificación mediante lavado y aspirado con agujas finas, sin necesidad de intervención quirúrgica ni cicatrices

A veces no es posible una aspiración y suele ser suficiente con la fragmentación de la calcificación mediante punciones repetidas para la mejoría o resolución de los síntomas

El procedimiento se realiza con anestésico local y es ambulatorio, no es necesario ingreso hospitalario ni baja laboral. Tras el procedimiento realizamos una infiltración en la zona con antiinflamatorios (corticoides) para disminuir las molestias posteriores

Es un procedimiento muy bien tolerado por los pacientes y suele ser suficiente una sola intervención. Si la resolución del dolor no es completa se puede repetir en 2-3 meses después

 

¿Qué resultados puedo esperar?

Aproximadamente el 80% de los pacientes nota una mejoría duradera de los síntomas, la mayoría de ellos de forma completa. En los casos con sintomatología residual, ésta suele ser de una intensidad menor

Esta técnica puede evitarle la necesidad de una intervención quirúrgica

¿Existe algún riesgo con esta técnica?

Se trata de una técnica segura, dado que se realiza con agujas finas, sin incisiones y con guía ecográfica. El riesgo de reacciones alérgicas existe en relación a los corticoides, por ello, si usted tiene antecedentes de reacciones adversas a medicamentos, debe advertírselo al personal médico que va a realizar el procedimiento