Con las infiltraciones de Ácido Hialurónico buscamos un efecto lubricante de las articulaciones para reducir la fricción y protegerlas durante el ejercicio

El Ácido Hialurónico permite tratar  problemas de articulaciones, como rodilla, tobillo, cadera, hombro, e incluso, pequeñas articulaciones de la mano o temporomandibulares

Las principales ventajas del tratamiento con Ácido Hialurónico son:

  • Retraso de la implantación de una prótesis en pacientes con artrosis severa al ralentizar el avance de la enfermedad
  • Disminución notable de los síntomas dolorosos y una mejora de la función articular
  • Sencilla aplicación, con tratamiento ambulatorio